Implantes dentales en Oliva

La primera elección para reponer las piezas ausentes o perdidas y recuperar estética y función.

Nuestra misión como profesionales siempre va a ser salvar los dientes. Cuando no sea posible, hoy en día, la implantología es la solución más fiable y cómoda, a cualquier edad. Por supuesto, van a necesitar un mantenimiento para prevenir posibles patologías y así disfrutar de ellos y sacarles el máximo beneficio.

Tipos de implantes dentales

¿Qué son los implantes dentales?

Los implantes dentales son unas pequeñas piezas de titanio, biocompatibles con nuestro organismo, con forma y función de raíz dental.

Mediante un proceso quirúrgico se colocan en el hueso maxilar o mandibular para su oseointegración, es decir, para que el organismo los “acepte” como parte de él y así, posteriormente, colocar sobre él una corona dental u otro tipo de prótesis, según el caso.

Fases del tratamiento con implantes dentales

La mejor solución estética y funcional cuando se ha perdido una o varias piezas dentales.

Diagnóstico

Como en todos los tratamientos, la primera fase será la de diagnóstico. Fotografías, radiografías y modelos de estudio nos ayudarán a decidir el mejor tratamiento para ti. En este caso, la radiología 3D será fundamental para planificar el tratamiento. En algunas ocasiones, necesitaremos realizar procedimientos de aumento de hueso para mejorar las condiciones.

Tratamiento y revisiones

Para realizar el tratamiento con implantes dentales, la prótesis la colocaremos de forma inmediata o diferida, dependiendo de las condiciones de partida. En cualquier caso, podemos utilizar prótesis provisionales mientras esperamos a la oseointegración. Las revisiones y mantenimiento posteriores serán fundamentales para el éxito del tratamiento.

Clínica dental económica en Oliva

¿Comenzamos el cambio?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento con implantes dentales?

Consulta las preguntas más frecuentes que nos hacen nuestros pacientes.

Hoy en día, la tasa de éxito supera el 90% pero hay que tener en cuenta que, al igual que los dientes naturales están expuestos a infecciones e imprevistos biológicos, los implantes también.

Por ello, es importante que los pacientes tratados con implantes dentales acudan de forma regular a la consulta y sigan las pautas y consejos de salud oral e higiene que les indicamos en nuestra clínica en Oliva para evitar futuras complicaciones.

No necesariamente. Cada tratamiento es estudiado de forma individualizada y depende de muchos factores: hueso residual, tipo de prótesis, si la pérdida es de uno o varios dientes contiguos o es de toda la boca,…

En principio, todo diente perdido puede ser sustituido por un implante. Un estudio detallado, una buena planificación de la cirugía y una ejecución impecable cuidando los detalles son garantía de éxito. 

Es cierto que hay situaciones de riesgo que hacen que disminuya la probabilidad de éxito como la diabetes descontrolada, el tabaquismo, mala higiene, enfermedad periodontal no tratada, …

Aunque los implantes necesitan un tiempo para oseointegrarse, es decir, para fusionarse con el hueso, existe la posibilidad de colocar una prótesis provisional, fija o removible, que permita al paciente comer y hablar con normalidad y mantener la estética de la sonrisa durante ese tiempo.

En casos de anatomía de hueso desfavorable o espacio óseo insuficiente realizaremos procedimientos de aumento de hueso con biomateriales y/o hueso del propio paciente. Esto se realiza, en ocasiones, de forma previa y otras el mismo día de la colocación de los implantes dentales. Así recuperaremos una anatomía óptima y favorable para la correcta colocación de los mismos.